27th Septiembre 2017

BRATISLAVA, LA CIUDAD DE LAS CORONACIONES

“ENTRA POR LA PUERTA GRANDE”

Puerta de San Miguel al fondo

Uno de los símbolos de Bratislava es la famosa Puerta de San Miguel conocida como Michalska Brana en eslovaco. Reconocible por su majestuosa torre del reloj, fue construída en el s.XIV siendo desde entonces uno de los principales  accesos a la ciudad y seguramente hoy en día el más famoso de todos cuantos llevan a su zona vieja. Camina atravesando esta gloriosa e histórica puerta que antiguamente fue parte de la fortificación que aseguraba el perímetro de la ciudad, y sube a lo alto de sus 51 metros para deleitarte con una visión privilegiada de todo el casco antiguo. Además, la Puerta de San Miguel se conoce también como el “kilometro cero de Eslovaquia”. Debajo de la torre, a sus pies hay una placa casi a modo de rosa de los vientos, que mide las distancias desde Bratislava con alguna de las principales ciudades del mundo. ¿Sitúas a cuanto está la tuya?

SIÉNTETE REY POR UN DÍA

Castillo de Brastilava

Visible desde casi todos los puntos de la ciudad, en un atalaya sobre el Danubio a poca distancia del centro histórico de Bratislava, se encuentra su castillo. Dicen que este asentamiento data de los tiempos de la edad de piedra y desde entonces ha sido residencia de soberanos y reyes de diferentes épocas. Durante este tiempo el Castillo de Bratislava ha sufrido cambios y restructuraciones hasta adquirir su aspecto actual barroco en el S.XVII. Para llegar a él date un paseo desde el centro o coge uno de los tranvías que te dejan a sus puertas. Una vez allí impresiónate con su imperial entrada, visita sus jardines, y fotografía Bratislava y el Danubio desde sus murallas para sentirte rey por un día. Además el castillo desde la independencia de Eslovaquia ha servido como lugar de reunion del Parlamento eslovaco y también como sala de exposiciones de las diferentes colecciones del museo nacional.

¿UFO A LA VISTA?

el UFO de Bratislava

Si vas a Bratislava y ves una especie de platillo volante no te asustes, no vienen a invadirnos. El UFO, como así se le conoce, es una cúpula con forma de OVNI (Objeto Volador No Identificado) que forma parte de uno de los puentes colgantes más grandes del mundo: el SNP (Slovak National Uprising). El UFO no solo tiene forma de nave espacial, sino que también es un puesto de observación y un restaurante. Para visitarlo, podrás recorrer a pie los 430 metros de distancia del puente disfrutando del paisaje y de la vistas en un paseo hasta llegar a una de sus “patas”. Allí encontrarás el ascensor que te lleve hasta lo alto por un precio de unos merecidos 6,50€. Eso sí, si comes en el restaurante el ingreso es gratis. Los 95 metros de altura hacen que el UFO pertenezca al club de torres más altas del mundo, junto con ilustres como la torre Eiffel o la antigua torre de televisión de Berlín. Desde lo alto, disfrutarás de una increíble vista panorámica 360º de Bratislava.

PRUEBA LA COMIDA ESLOVACA

Comida tradicional eslovaca

Y si se te ha abierto el apetito y te apetece probar alguna de las especialidades de la cocina local eslovaca durante tu viaje a Bratislava, el Slovak pub es una gran alternativa.  En un lugar poco llamativo desde el exterior, unas escaleras de madera invitan a subir a una taberna que mantiene el regusto antiguo de las tascas eslovacas de otra época.

Allí encontrarás un local dividido en once salas que están decoradas de acuerdo a diferentes épocas de la historia de Eslovaquia. No pierdas la oportunidad de degustar algunos platos tradicionales como diferentes tipos de carne o sopas, como por ejemplo la de queso que se sirve dentro de un mollete de pan o las deliciosas costillas al estilo tradicional eslovaco. Inevitable por supuesto no tomarse alguna de las refrescantes e interminables jarras de cerveza que ofrecen de fabricación artesanal.

VISITA EL MERCADO HISPTER DE TRZNICA

Mercado de Trznica

Escápate durante una mañana a degustar sabores de Eslovaquia en el mercado hipster de Trznica. En la plaza Hlavne. dentro de un edificio histórico en lo que fue un antiguo almacén, se encuentra este mercado con productos locales y orgánicos tanto de Eslovaquia como de otros lugares del mundo. Pasea entre  los puestecitos y prueba diferentes tipos de queso, mermeladas, vegetales , cafés y cervezas locales entre otros, mientras pasas el tiempo en una animada charla con los simpáticos dependientes.

PASEA POR LA PLAZA MAYOR Y LA CATEDRAL DE SAN MARTIN

Plaza mayor de noche

El corazón de Bratislava y su zona más concurrida reside en su plaza mayor. Rodeada de encantadores terrazas y cafés, cuenta con la fuente de Maximiliano en el centro, construida en su honor al ser el primer emperador coronado en la ciudad. A su alrededor podrás visitar el antiguo edificio del ayuntamiento y subir a la torre del reloj o perderte en el bullicio cotidiano de la plaza en donde los músicos y artistas itinerantes y los pequeños puestecitos de souvenirs te robarán tu atención.

No pierdas tampoco la ocasión de visitar la catedral de San Martín. De estilo gótico, y con su característica torre, está dividida en tres naves y data del S.XIII. En ella se produjo la coronación de varios reyes húngaros, en una ceremonia que se recrea cada año en Bratislava.

BUSCA LAS ESTATUAS EN LA CIUDAD

Clásica estatua del “Man at work”

 

Repartidas por el casco antiguo podrás buscar algunas de las características estatuas de Bratislava dedicadas a diferentes personajes. Entre ellos, encontrarás al soldado napoleónico en la plaza mayor, al escritor Andersen con algunos de los personajes de sus cuentos en el paseo que lleva al teatro nacional, o por ejemplo el súper fotografiado trabajador saliendo de una alcantarilla, una de las instantáneas favoritas y más perseguidas por todos los que visitan la ciudad. Sácate un selfie con ellos y llévatelos de recuerdo de tu visita a Bratislava.

CÓCTELES DE ALTURA EN EL SKY BAR

Cócteles y atardeceres en el Sky Bar de Bratislava

Sube hasta el cielo de Bratislava, o al menos al Sky Bar para regalarte unas vistas increíbles desde su terraza. A mitad del paseo que lleva al teatro nacional, se encuentra este local en donde podrás comer mientras te deleitas con las vistas o beberte alguno de sus frescos e ingeniosos cócteles. La variedad es amplia, tómate un divertido “Charles and duck” (servido en una original bañera con un patito de goma) o un clásico “Negroni to take away” (que venía servido en una original botella para que lo bebieras allí o donde tu quisieras). De cualquier manera si te gustan los atardeceres, el Sky Bar es un lugar perfecto en verano para compartir uno en la mejor compañía.

MUÉVETE EN TRANVÍA

Tranvía de Bratislava

Tanto si te gusta caminar como si no, el tranvía es una de esas experiencias para no perderse en la capital eslovaca además de ser el medio de transporte más cómodo y eficiente de la ciudad. Consigue la Bratislava card durante tu visita por 1,2 o 3 días y súbete las veces que tu quieras además de aprovecharte de muchísimos descuentos y en restaurantes y entradas gratis en museos.

VISITA LA IGLESIA AZUL

 Iglesia de Santa Isabel de Hungría

Si buscas lugares curiosos o diferentes para retratar con tu cámara en Bratislava es la iglesia de Santa Isabel de Hungría seguro que no te decepcionará. Posiblemente este nombre de primeras no te diga mucho, pero todo esto cambia si hablamos de “la iglesia azul”, como se la conoce popularmente por su apariencia. Construida a principios del S.XX por Ödön Lechner, algo así como un Gaudí húngaro, la iglesia está pintada por dentro y por fuera de un tono azul celeste y decorada con cerámicas.

Alberto Menéndez Sánchez

Alberto Menéndez Sánchez

Alberto Menéndez se convirtió en reportero y travel blogger después de salir de su zona de confort. A sus espaldas miles de kilómetros e imágenes captadas como mochilero en experiencias por todo el mundo contadas en Mochileros TV

Leave a Comment